fbpx

 

tecnicas-utiles-de-motivacionLas técnicas útiles de motivación son una herramienta muy potente para cualquier gerente o empresario. Por eso, es necesario conocerlas y, sobre todo, dominarlas.

El éxito de un negocio o empresa está directamente relacionado con la capacidad de su líder para motivar y orientar a las personas de su equipo hacia la consecución de los objetivos marcados y conseguir su apoyo.

Vamos a descubrir cuáles son las técnicas útiles de motivación y cómo aplicarlas en el día a día para tener un equipo de colaboradores motivado e involucrado.

Qué es la motivación

¿Qué motiva a una persona a ir a trabajar? ¿Y a ti, qué te motiva a ti a levantarte todos los días para ir a tu negocio o empresa? Estímulo, incentivo, acicate son sinónimos de “motivación”.  Si te fijas bien, todas estas palabras invitan a la acción, a ponernos en marcha.

¿Cuántos días no te has planteado quedarte en la cama un poco más? ?O ir a tomar un café con los amigos en vez de al gimnasio?

Pues bien, la energía, el empuje y la fuerza interior por la que decidimos levantarnos, en vez de quedarnos un poco más en la cama; o ir al gimnasio, en lugar de ir a tomar un café con los amigos, es la motivación.

Por tanto, la motivación siempre nos lleva a un fin, a una meta, a un objetivo. Dicho de otro modo, sin objetivos es muy difícil tener la motivación suficiente para avanzar.

¿Qué tipo de motivaciones hay?

Si decimos que la motivación es la energía o el empuje que nos hace avanzar hacia un objetivo, está claro que para cada uno de nosotros las motivaciones serán diferentes, dependiendo de, entre otras cosas, las metas a alcanzar.

Pirámide de necesidades de Maslow

Ahora bien, eso no quiere decir que no existan motivaciones comunes a todos. Si hacemos caso a Maslow y su pirámide de necesidades, las personas tenemos unas 1) necesidades básicas, 2) de seguridad, 3) de pertenencia, 4) de autoestima o autoaceptación y 5) por último de autorrealización.

A medida que satisfacemos cada necesidad, pasamos al siguiente nivel. Es decir, cuando hemos cubierto nuestras necesidades básicas, como puedan ser comer o vestir, entonces intentaremos satisfacer las necesidades de seguridad. Y así sucesivamente hasta llegar a las necesidades que están en lo alto de la pirámide: la autorrealización o los objetivos de vida.

¿Pero Maslow acierta o se equivoca con este planteamiento? Pues depende. Lo que sí es cierto es que en determinados momentos las personas ponemos en la base de la pirámide necesidades que no son básicas.

Por ejemplo, un pueblo oprimido antepondrá su necesidad de libertad a cualquier otra. Por tanto, en este caso, y en otros muchos, la teoría de Maslow no es aplicable, o al menos no nos dice claramente cuáles son las necesidades de las personas.

tecnicas-utiles-de-motivacionSomos cuerpo, mente y corazón

Todos tenemos experiencia de ser personas y por tanto sabemos que somos cuerpo, somos mente y también somos corazón.

Somos cuerpo porque no podemos existir fuera de nuestro armazón, de nuestra corporalidad. Esto quiere decir que necesitamos alimentar nuestro cuerpo, cuidarlo. Tal y como afirma Maslow al referirse a las necesidades básicas.

Pero al mismo tiempo, de manera inseparable, somos mente. Es decir, somos seres inteligentes que necesitan desarrollar sus conocimientos para crecer y avanzar. Sin conocimientos no podríamos subsistir.

Y por último, también somos corazón. Las personas tenemos necesidades afectivas, querer y ser queridos, formar parte de grupos, amigos, comunidad, país, etc.

Si lo piensas detenidamente, todos tenemos estos tres tipos de necesidades, tal y como afirma el profesor Pablo Cardona del IESE: físicas, intelectuales y afectivas. Lo que ocurre es no todos las tenemos en el mismo grado o intensidad.

En el puesto de trabajo estas necesidades cobran especial relevancia. Trabajamos porque necesitamos cubrir nuestras necesidades físicas, como comer o vestir. Y en este caso es el dinero en forma de salario el que las cubre.

También existe la necesidad de aprender y aportar conocimientos. Es fundamental que una empresa o negocio permita que sus empleados se puedan desarrollar intelectualmente, desde el punto de vista del trabajo que desarrollan.

Y en una empresa la parte afectiva también es clave. Hay que crear equipo, sentimiento de pertenencia, para que todos se sientan afectivamente integrados.

tecnicas-utiles-de-motivacion¿Cómo motiva un buen líder?

Lo primero que hay que tener claro es que el líder no motiva a sus empleados, sino que lo que hace es ofrecer argumentos, herramientas y elementos para que las personas sigan motivadas y puedan ir alcanzando los distintos objetivos que la empresa previamente ha establecido.

Para cualquier cosa que pretendas conseguir como líder, vas a necesitar la ayuda de otros. Y para conseguir la ayuda de los demás, hay que ganarse su cooperación.

La cooperación tiene que ser voluntaria para obtener el mejor resultado. No se puede forzar a nadie a cooperar. La manera de conseguir esa cooperación se aprende. Veamos cómo.

tecnicas-utiles-de-motivacionMuestra qué quieres conseguir y cómo se hace

En una gran mayoría de casos, los gerentes o líderes de la empresa reparten la carga de trabajo y dicen a su equipo lo que deberían hacer.

Por ejemplo, cuando a un comercial le decimos “deberías vender más” o “este mes deberías llegar a tus objetivos”.

El problema está en que se suelen quedar ahí, en el “deberías”, pero no pasan a la acción, a explicar a ese comercial cómo conseguir vender más.

En la presentación de una feria de emprendedores, un joven y ambicioso estudiante le preguntó a un empresario de éxito, que asistía al acto de presentación, que cómo podría conseguir su primer millón de euros. A lo que el empresario le contesto que depositando 100.000 euros en el banco durante 10 meses consecutivos.

El joven perplejo le dijo que de dónde sacaba él esa cantidad semanal. El empresario le miró y le respondió que eso ya era asunto suyo. Él se había limitado a explicarle la estrategia, pero que de los detalles se tendría que ocupar el joven estudiante.

Esto, que no deja de ser una anécdota, ocurre a diario en las empresa. El gerente suele decir lo que hay que hacer, pero no cómo hacerlo ni qué objetivo conseguir. ¡Ojo! no se trata de entrar al más mínimo detalle, pero sí del resultado a conseguir y de los pasos a dar.

Esto tiene mucho que ver con el papel de formador y entrenador de un gerente o líder. En la mayoría de los casos, diseñar la estrategia y definir qué acciones concretas llevar a cabo, es un trabajo que se debe hacer en equipo. Y hay que posibilitar que los colaboradores tomen decisiones porque con cada decisión aprenden.

Conoce las motivaciones de tu equipo

¿Qué motiva a tu equipo, a cada uno de ellos? Dicho de otro modo, ¿qué tiene más acentuado cada uno? ¿el cuerpo, la mente o el corazón?

Como veíamos antes, estas tres necesidades las tenemos todos, aunque unos en mayor medida que otros. Por eso, es posible encontrar a trabajadores muy “enchufados” con su trabajo cobrando “poco”, y otros cobrando “mucho” no están nunca a gusto ni motivados.

Para saber qué motiva a cada miembro de tu equipo tienes que hablar con ellos, preguntarles abiertamente y estar dispuesto a asumir críticas, aunque no las compartas. La sinceridad es la mejor herramienta de comunicación.

Muestra reconocimiento hacia los logros

Un incentivo muy potente para que las personas consigan objetivos es el reconocimiento positivo. A todos nos gusta que nos feliciten por lo que hacemos bien.

Cuando se reconoce un logro, lo que se está diciendo es que el trabajo de esa persona nos importa, sabemos de su esfuerzo por conseguir la meta definida.

Cuando tú como líder reconoces el trabajo de un empleado le estás transmitiendo seguridad. Es una manera de decirle que su empleo está garantizado y que sus ingresos también, lo que le da seguridad.

También estás dando respuesta a sus necesidades afectivas, porque -como dijimos antes- todos necesitamos sentir que nos aprecian y al mismo tiempo ofrecer afecto.

Y por supuesto, al reconocer el trabajo de un colaborador directamente estamos actuando sobre su autoestima. No hay nada peor que un equipo de colaboradores con baja autoestima, eso es algo muy nocivo para la empresa.

Además, cuando reconoces el logro también te legitimas para reconocer el error.

Felicita a tu equipo por sus ideas y por haberlo intentado

La materia prima más importante en las empresas del siglo XXI es la materia gris de sus trabajadores y directivos.

Por eso, la inteligencia es un valor en alza en cualquier empresa. Pero para que la inteligencia se desarrolle y se ponga al servicio de un proyecto tiene que haber confianza.

La gran mayoría de personas tienden a no expresar sus ideas por temor a que sean rechazadas. Esto en una empresa o negocio es un gran problema, porque el éxito es algo que se alcanza colectivamente y todas las ideas y sugerencias posibles son necesarias.

Para generar confianza tienes que hacer participar a tus colaboradores, hacerles sentir de verdad útiles.

Por ejemplo, ante cualquier decisión complicada, solicitar la opinión de tu personal de confianza a través de frases como “tu opinión es muy valiosa para mi” o “¿qué me recomiendas que haga?”.

Cuando hacemos preguntas de este tipo, estamos haciendo funcionar el cerebro de otras personas. Cuando les damos participación, se acaba generando confianza porque a todos nos gusta ser escuchados.

Otra forma de generar confianza es reconocer el haberlo intentado. Por cada sí a la compra de un producto o servicio nuestro, por parte de un cliente potencial, obtendremos previamente muchos noes. Porque el no es el principio del sí.

Por eso, el mero esfuerzo de cualquier colaborador tuyo por intentar conseguir un sí de un cliente potencial ya debería merecer tu reconocimiento. Porque nadie sabe los fracasos que son necesarios para conseguir un éxito.

Todos necesitamos comprensión, palabras de ánimo y ayuda ante cualquier fracaso. Es la manera de seguir adelante con más fuerza.

En cambio, si recibiésemos amenazas o desprecio el fracaso se convertiría en algo más profundo, perdiendo la confianza y limitándonos a cumplir el expediente.

Dicho de otro modo, la forma como trates a la gente cuando tiene un problema o ha fracasado en su intento de conseguir algo influirá en su capacidad de reacción.

En resumen

Las técnicas útiles de motivación son algo necesario que necesitas conocer y dominar para alcanzar el éxito en tu gestión como empresario o emprendedor.

Un líder no motiva, sino que establece y mantiene los mecanismo y elementos de motivación necesarios para alcanzar los objetivos previstos. La motivación es una energía interna de cada uno que nos mueve hacia unas metas concretas.

Recuerda que todo el mundo quiere prosperar, por tanto enseña a tu equipo cómo hacerlo y obtendrás su ayuda. No te limites a decir “deberías hacer esto o aquello”, diles cómo hacerlo y dales libertad para equivocarse o acertar.

Establece canales de comunicación abierta y sincera para descubrir qué cosas son las que motivan a tu equipo. Sólo así podrás llegar a establecer los mecanismos para que cada pueda encontrar la satisfacción de sus necesidades.

Muestra reconocimiento, no solo por los logros alcanzados sino también, y esto es importante, por haberlo intentado.

Felicita a tu equipo por sus ideas. Previamente, para que esas ideas sean compartidas, genera confianza. Un líder necesita de su equipo para liderar. Y un equipo necesita de su líder para avanzar.

2 Comments

Deja un comentario

Abrir chat
1
Resolvemos tus dudas. Envíanos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo.