fbpx

mapas-mentales

¿Cómo nos pueden ayudar los mapas mentales?. Sólo empleamos una pequeña parte del potencial de nuestro cerebro. La ciencia todavía no ha llegado a saber cuáles son los límites de la inteligencia humana. 

La memoria es una de las capacidades que tenemos los seres humanos. 

Su análisis viene de lejos. Los antiguos griegos ya estudiaban la manera de potenciar la memoria. Ellos utilizaban dos poderosos conceptos: la imaginación y la asociación.

Leonardo da Vinci utilizaba imágenes, códigos, líneas o ramas entrelazadas para escribir sus notas.

Teniendo en cuenta todos estos antecedentes Tony Buzan desarrolló a principios de los años 70 del siglo XX los denominados mapas mentales.

Desde entonces hasta hoy millones de personas hemos aprendido a planificar y organizar nuestros pensamientos de un modo mucho más eficaz, gracias a los mapas mentales.

Qué es un mapa mental

Un mapa mental es un método de análisis que permite planificar y organizar con facilidad los pensamientos y utilizar al máximo las capacidades mentales.

Básicamente se trata de un diagrama cuyo objetivo es representar palabras, ideas, tareas, lecturas, dibujos, u otros conceptos ligados y dispuestos en forma de ramas a través de una palabra clave o de una idea central. 

Los mapas mentales son un método muy eficaz para extraer y memorizar información.

Son la forma más sencilla de gestionar el flujo de información entre nuestro cerebro y el exterior.

Todos los mapas mentales tienen en común su estructura natural compuesta por ramas que salen de una imagen o idea central y que se enlazan siguiendo un conjunto de reglas.

El objetivo es convertir una aburrida lista de información en un diagrama fácil de recordar y organizado según la forma de pensar de quien lo elabora, siguiendo un proceso natural de pensamiento.

Un mapa mental viene a ser como el plano de una ciudad. Si te fijas bien, en cualquier plano de ciudad el punto de partida está en el centro, la idea más importante.

A partir de ahí se irradian el resto de calles principales, y de éstas las calles secundarias. Y así sucesivamente.

Los mapas mentales nos permiten:

  • Tener una visión global de una determinada idea, pensamiento, concepto, etc.
  • Orientarnos hacia las diferentes direcciones que sigue nuestro pensamiento a raíz de ese concepto central.
  • Agrupar una gran cantidad de información en un esquema sencillo.
  • Facilitar la toma de decisiones y la solución de problemas, mostrándonos diferentes rutas o alternativas.
  • Consultar nuestras notas de un modo sencillo.

Cómo pueden ayudarte los mapas mentales

Los mapas mentales sirven para muchas cosas. Por ejemplo, está demostrado que la creación de mapas mentales potencia la creatividad.

También nos sirven para ahorrar tiempo, porque son una representación natural de nuestra manera de pensar, lo que significa que fluye sin necesidad de esquematizar o listar en un orden determinado.

Solucionan problemas, nos ayudan a concentrarnos, mejoran nuestra manera de organizar los pensamientos, aclaran las ideas.

Los mapas mentales facilitan el recuerdo y la comunicación, así como tener una visión global de las cosas.

Y, no menos importante, nos ayudan a ahorrar papel, porque en una sola hoja podemos condensar lo que en varias.

Cómo hacer un mapa mental

Hacer un mapa mental es muy sencillo. Sólo necesitas una hoja de papel, rotuladores de colores, tu cerebro y tu imaginación.

Un mapa mental funciona de la misma manera que tu cerebro, a través de la imaginación y la asociación.

Vamos a ver qué pasos seguir en la elaboración de un mapa mental para definir un modelo de negocio

Paso 1: La idea central

Toma la hoja de papel y empieza en el centro. De este modo podrás moverte en todas las direcciones, según tu manera de expresarte.

Escribe una palabra clave o dibuja una imagen que simbolice tu idea principal.

Paso 2: Utiliza colores

Los colores impactan en nuestro cerebro, como las imágenes. Las imágenes y los colores añaden vitalidad, frescura y diversión a los mapas mentales.

Paso 3: Ideas clave

Desde el centro, ve ramificando tus ideas clave, después tus ideas secundarias y así sucesivamente. Verás que se va creando una serie de conexiones que nos recuerdan a las que se producen entre las neuronas del cerebro.

Paso 4: Líneas curvas

Lo ideal es que traces líneas curvas en vez de líneas rectas. Las líneas rectas aburren al cerebro, mientras que las líneas curvas son más atractivas y captan nuestra atención.

Paso 5: Una sola palabra

Utiliza sólo una palabra o frase sencilla por línea. De este modo es más sencillo de recordar y te permite resumir todo en una palabra o frase.

Paso 6: Imágenes

Puedes sustituir las palabras por imágenes. Ya sabes lo que dicen, que una imagen vale más que mil palabras. Esto depende de tu capacidad de memoria visual. Hay personas a las que recordar una imagen les resulta más sencillo.

mapas-mentales

Herramientas

Herramientas para crear tus mapas mentales

Existen muchas herramientas para generar un mapa mental. En este caso, es preferible que comiences a hacerlos a mano, si no tienes experiencia en su elaboración, y poco a poco vayas introduciendo algunas herramientas.

Las más básicas

Un simple word o powerpoint. El ejemplo que aparece en este post está hecho con powerpoint. 

Otras herramientas

FreeMind es una aplicación gratuita de mapas mentales escrita en Java.

GitMind creador de mapas mentales en línea gratuito que admite colaboración.

MindManager admite la coedición.

Mindly es un creador de mapas mentales para dispositivos móviles.

Deja un comentario

Abrir chat
1
Resolvemos tus dudas. Envíanos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo.